David Rodríguez comienza sus estudios de cocina en la Escuela de Hostelería de Vilamarín  en el año 1995. Es el primer contacto con el mundo de la gastronomía, su modo de vida y su pasión. Acabada la formación académica, comienza una dilatada aventura, pasando por diversos fogones de la geografía española: El primer contacto profesional, es en el Monasterio de San Clodio, donde se foguea en las lides de  banquetes y eventos. Pero la inquietud por formarse, le lleva a marcarse el objetivo de recorrer una parte importante de los distintos tipos de cocina del país. En Menorca se especializa en la cocina de hotel y durante tres años forja experiencia en la dirección de equipos. A continuación en el pirineo catalán, aprendió la cocina tradicional del lugar en un hotel de administración familiar, durante un periodo de dos años. De regreso a Galicia y durante cinco años desempeña la función de jefe de Cocina en un importante salón de banquetes. Otra vez, hace las maletas con destino a Huesca y en un restaurante clásico de la zona, trabaja la carta y aporta  su experiencia en celebraciones. En 2014, aterriza en tierras ourensanas, donde adquiere el Pazo de Canedo, lugar que regenta y del que es  el Chef principal. Participa como propietario del proyecto FINCA ESTELA DO VAL, donde a partir del 2019 será el Director de Cocina.